13 de junio de 2009

ALGUNAS COSAS PARA HACER CON UN MÓVIL

Foto: Lucía Benítez
Chau Doc. Vietnam. 2006

Foto: Lucía Benítez
Casería de Ossio. San Fernando. Cádiz. 2008

Foto: Lucía Benítez
Sources Oum Er Erbia. Marruecos. 2008

11 comentarios:

Teresa Luengo Michel dijo...

¿Y para qué no sirven? pues en muchos casos para comunicarse, porque si uno no tiene cuidado al mandar un mensaje (culpable de macerar nuestra cobardía)le pueden armar una bien gorda por culpa de una interpertación errónea. Con lo bien que me iba a mí con esos yogures unidos por el hilo de coser de mi madre... nunca me interrumpieron el sueño.

Lucía Benítez dijo...

Jajaja
Ya decía yo que huyes de la tecnología. Tendrás que descubrir nuevos usos del móvil: cerrar operaciones de bolsa, que sirva de brújula para localiar la orientación de La Meca, para transportar datos digitales...
En fin, que no todo es hablar.

el brazo de cervantes dijo...

Si, las nuevas necesidades creadas y esclavas, me dan ganas de tirarlo a veces, no sé si me comunico más, más bien me controlan mis hijos , controlo a mis hijos, esto sí que son hilos raros , de la cabeza digo.
A nosotros nos supone también un gasto añadido, otro objeto de consumo.
Confieso que me gusta tenerlo y aún no he profundizado en su uso :sólo llamar y recibir llamadas.
Pero qué serios nos ponemos con una máquina delante,le dedicamos una atención ...¿nos seduce dominar una máquina? el mando a distancia, el móvil, el ordenador, una "termomix"(perdona mi ignorancia) el microondas,la cámara de fotos,...siempre la curiosidad .Es que nos cambia la cara y parecemos hasta más listos de lo que somos.

Celeste dijo...

¡Detesto el móvil!! De todos los años en que he tenido que llevarle encima, sólo una vez, me resultó realmente urgente usarle: me quedé atrapada en un puerto por la nieve...pero no tenía cobertura!jajajajaja

¡Estupendas como siempre tus fotos!
Abrazos 

Lucía Benítez dijo...

La tecnología nos produce ese amor-rechazo, porque sentimos que controla nuestra vida a veces, en lugar de controlar nosotros la tencología.
Besos

Pilar dijo...

No soy de teléfono ni de móvil, sin embargo no destaco por incomunicativa, aunque tenga mis ratillos. El móvil es un electrodoméstico más, utilidad la justa. Afortunadamente no tengo un trabajo que lo exija, lo mío es peor, lo tengo "porque hay que tenerlo"
brrrrrrrrrrr ¡si seré incongruente! voy a llamarte ahora mismo, Lucía, a ver qué piensas.

Lucía Benítez dijo...

Eres tan comunicativa que no te hace falta el móvil.

Chayo dijo...

Jijii!!! Vale, lo reconozco, soy como las de la segunda foto!!!! me encantan las autofotos!! :P
Llamar llamar, llamo poco!!!
Un besito!!

Lucía Benítez dijo...

Y a mí, jajaja
El encuadre que te gusta, el fondo que te gusta y cuando no, la borras.

Teresa Luengo Michel dijo...

Tras mucho pensar durante todo el verano, se me ha ocurrido que voy a utilizar el móvil para decirte que te echamos de menos en éste tu blog.
Besicos

Pilar dijo...

Y yo que venía tan contenta esperando no un mentidero a uso, sino un especial de la casa!
inga, amiga, a por la guinda.